Menu

Homenaje póstumo al Dr. Aarón Beck

Mgtr. Oswaldo M. Rodriguez Jr. - BRASIL

  • Psicólogo y psicoterapeuta sexual desde 1984, egresado de la Universidad São Marcos (São Paulo, Brasil)
  • Brinda en tratamiento de disfunciones y quejas sexuales y terapia de pareja en el Instituto Paulista de Sexualidade;
  • Maestría en Psicología Social por la PUC/SP.
  • Director y Psicoterapeuta del Instituto Paulista de Sexualidade desde 1996
  • Fue Secretario General y Tesorero de la World Association for Sexual Health (2001-2005). 
  • Secretario General de ALAMOC – Asociación Latinoamericana de Análisis y Modificación del Comportamiento y terapia Cognitivo-Conductual (2021-2023.
  • Autor de 68 libros en Portugués y 19 libros en Español.

http://www.inpasex.com.br
http://www.oswrod.psc.br

Hipersexualidad, conducta normal y saludable y patologías asociadas o temidas

Desde los años 1990, con el termino de Comportamiento Sexual Compulsivo, hasta la creación de la nueva denominación y con el reconocimiento de que hay un comportamiento hipersexual normal, diferente de un trastorno de comportamiento hipersexual, el tema tomó la atención de los profesionales de salud mental.

En los últimos años, el comportamiento hipersexual ha sido ampliamente estudiado científicamente. El interés por este tema, perteneciente a la psicosexología y la medicina sexual, se ha debido a su etiología aún poco clara, su naturaleza y su manifestación en relación con desde hipótesis de afecciones orgánicas y las psicopatológicas. Por lo tanto, el especialista (el psicólogo, psiquiatra, endocrinólogo, neurólogo) puede encontrar algunas dificultades para diagnosticar y controlar este síntoma. La aclaración de las posibilidades y el presentar evidencia sobre la necesidad de considerar el Trastorno de Hipersexualidad como un síntoma relacionado con otra condición subyacente puede ser de gran valor al sexólogo clínico. La evaluación bio psicosocial y el diagnóstico de la conducta hipersexual, y las funciones de la expresión sexual es necesaria para diferenciar el trastorno.

Así se puede comprender y proponer el uso de técnicas psicológicas para un posible tratamiento.